Shiatsu


Shiatsu, como muchas de las terapias manuales llamadas tat tales como la acupuntura tuina llamada en japon anma tiene origen en la medicina tradicional china; Fue introducida en Japón por unos monjes budistas aproximadamente hace mil años. 

Esta terapia se desarrollo y alcanzo gran popularidad entre el pueblo japonés debido a sus efectos terapéuticos en mejora de la salud Este es el resultado de un acto instintivo que realiza la persona al golpearse al sentir dolor o molestia, es llevarse la mano hacia la zona afectada para frotarse o pequeñas presiones para calmar o aliviar el dolor.

A comienzos del siglo pasado aparecen las primeras publicaciones sobre el shiatsu iniciándose así un amplio debate en los círculos académicos acerca de las cualidades terapéuticas en la salud de las personas y así como en 1957 fue oficializada su práctica por el gobierno japonés.

Tokujiro Namikoshi fundó en 1940 la primera escuela de Shiatsu que al a postre pasaría ser el colegio japonés de shiatsu Shizuto Masunaga. Fue alumno de Namikoshi y después de enseñar 10 años en su escuela se independizo y abrió su propia escuela. Su estilo está más basado en los principios de la antigua medicina tradicional japonesa.

Dándose así a la existencia de 2 corrientes de shiatsu que en la actualidad vienen a ser la más difundidas y practicadas.

Entre los principales personajes en esta técnica tenemos a dos grandes personalidades:

     • Tokujiro Namikoshi. 
     • Shizuto Masunaga.

Conceptos del shiatsu:

El Shiatsu es una técnica en la que utilizando los dedos, la palma de la mano y codo se aplican presiones moduladas sobre la superficie del cuerpo con el fin de corregir desequilibrios del cuerpo, y de esta manera se busca mantener y promover la salud. También es un método que contribuye en la curación de enfermedades específicas. El shiatsu estimula la capacidad de auto curación que tiene el cuerpo y así mantener un estado de buena salud y prevenir enfermedades. Muchas de las técnicas se aplican sobre el mismo sistema de canales de energía o meridianos que se utilizan en la acupuntura. 

Los 'meridianos' son una de las expresiones principales de la MTC (Medicina Tradicional China). El Shiatsu actúa a través de la digito puntura y la palpación de los meridianos. 

La energía vital Ki fluye continuamente por todo el cuerpo. Los canales de la energía se llaman meridianos. No tienen nada que ver con los vasos sanguíneos ni con los nervios, sino que son vías completamente independientes. El Ki recorre el cuerpo humano por esos canales, que unen entre sí todos los órganos y las funciones. En el mejor de los casos, la fuerza vital Ki fluye armoniosamente por todo el cuerpo. Pero cuando está bloqueada, nos desequilibramos, nos disgustamos e incluso podemos enfermar.

Características de una sesión de Shiatsu:

• La duración de una sesión de Shiatsu puede durar desde media hora, hasta una hora y media.
• El paciente puede estar con ropa liviana o ropa interior, no es necesario que esté desnudo.
• La cantidad de sesiones y la frecuencia del tratamiento dependerán de cada paciente a tratar.
• En el Shiatsu por lo general no se usan cremas, aceites o esencias.
• La terapia se puede realizar en el suelo sobre una colchoneta o manta, así mismo, en una camilla que reúna las condiciones de comodidad y de altura. Y sobretodo acompañado de una buena música relajante.
• El Shiatsu pueden recibir desde niños hasta ancianos, inclusive mujeres embarazadas ya que no presenta ningún efecto secundario.
• Para su aplicación se emplean la yema de los dedos (pulgar), la palma de las manos, el codo y en ocasiones la rodilla; ejerciendo una presión modulada sobre los puntos vitales o meridianos de energía.

Efectos del shiatsu


Los principales beneficios del shiatsu son:

• Equilibra las actividades del sistema nervioso promoviendo la relajación.
• Reduce la tensión muscular.
• Estabiliza los desordenes provocados por la ansiedad.
• Ayuda a regular los trastornos del sueño. 
• Reduce la tensión arterial.
• Aumenta el nivel de endorfina.
• Alivia las dolencias de las articulaciones.
• Incrementa la vitalidad.
• Equilibra la capacidad respiratoria.
• Produce una posible relajación que beneficia al estado anímico y a través de presiones. el terapista estimula el mecanismo de curación que tiene el organismo que permite. restablecer el equilibrio y curación del mismo.


Nuestros Servicios